Palabras de la Directora Ejecutiva por Evelyn Dueñas

Queridos Socios y Amigos:

Estamos ad portas de despedir este 2017, lleno de actividades, celebraciones y rituales, algunos de ellos, tan nuestros. Cómo olvidar la XXXIV Semana Sefaradí. Estuvo impecable desde el momento mismo de su Inauguración!!! Los matrimonios, nuestros Bar Mitzvot, cumpleaños, visitas a otras instituciones y celebraciones, asambleas Rabínicas, etc… Si hasta colaboramos en la presentación de un reportaje de la Fundación Kulám, tuvimos presentaciones de Rikudim junto a la NBI. La lista es, gratamente, enorme. Finalizamos con un Jánuca muy celebrado no solo acá, con el Orfeón de Carabineros, sino participando del encendido de velas en otras instancias, junto a nuestras Comunidades amigas.

Este año hubo también momentos no tan gratos, dado que tuvimos que lamentar la partida de quienes nos dejaron. Su recuerdo quedará siempre entre nosotros.

Quiero aprovechar la oportunidad de agradecer a todos por darme la oportunidad de formar parte de todo esto. El aprendizaje ha sido enorme, la experiencia invaluable y los momentos vividos, tremendamente enriquecedores. No solo quiero que podamos seguir potenciando todo lo que tenemos en esta increíble Comunidad, sino que espero mucho más porque no tengo dudas que se vienen grandes desafíos a los que, por supuesto, enfrentaremos con la mejor disposición.

Solo una cosa más: respecto del Jadashot, sé que hemos tenido algunos problemas con la impresión, pero como dice el dicho, año nuevo, vida nueva, espero poder entregarles buenas noticias la próxima semana. Solo les pido una gota más de paciencia. Ya se viene el impreso.

Muchas felicidades, que tengan todos un gran año y que siempre tengamos la oportunidad de compartir en Comunidad.

Shabat Shalom.

 

Parashá VAIEJI / פרשת ויחי por Rabino Efraim Rosenzweig

Cada shabat cuando finalizamos el servicio de kabalat Shabat nos dirigimos al atrio de la sinagoga y entonamos las canciones y plegarias tradicionales de la mesa sabática.
Esas plegarias debemos recitarlas alrededor de la mesa en donde hacemos la cena de shabat.
Shalom aleijem,eshet jail,el kidush,netilatidaim, la bendición de hamotzi. Hay una bendición especial que entonamos para nuestros hijos.

Colocamos las manos sobre ellos y decimos por los varones “iesimjaelohimkeefraimvejimenashe” “que D-s te coloque como Efraim y Menashe” (los hijos de Iosef) y por nuestras hijas “iesimejelohimkeSara,Rivka,Rajel ve Lea, “Él te haga como Sara, Rivka, Rajel y Lea” (las matriarcas)y luego el iebarejeja.....

Se entiende que bendigamos a nuestras hijas pidiendo que sean como las matriarcas de Israel por su alto nivel de espiritualidad y dedicación.

Adicionalmente ellas se habían criado en ambientes politeístas y alejados de valores morales y sin embargo supieron sobreponerse abrazar las convicciones de la fe monoteísta.

Pero cuál es el motivo por el que bendecimos a nuestros hijos varones pidiendo que sean como Efraim y Menashe y no como los patriarcas.

Nuestros sabios explican que Efraim y Menashe fueron los primeros jóvenes nacidos y criados en el exilio y sin embargo mantuvieron su fe y su compromiso con las raíces de nuestro pueblo.

A pesar de vivir en un medio tan hostil desde el punto de vista de los valores y principios morales –según nuestros sabios Egipto era el lugar de mayor impureza moral- supieron salir adelante y conservar sus tradiciones más arraigadas.
Al entregar la bendición sobre nuestros hijos invocando a los hijos de Iosef y nietos de Iaacov, cumplimos también con la voluntad de Iaacov que así bendijo a sus nietos cual si fueran sus hijos y nos enseñó a las generaciones futuras que así debíamos bendecir a nuestros hijos.

Por otro lado anhelamos de esta manera que nuestros hijos puedan superar las influencias externas y sobreponerse al fenómeno asimilatorio que revolotea por sobre ellos y trata de seducirlos con ofertas que los alejan de nuestra fe y nuestras mitzvot.
Podamos bendecir con alegría a nuestros hijos y que esas bendiciones se hagan realidad !

Shabat Shalom!!!
Rabino Efraim Rosenzweig

 

ASADO FIN DE AÑO
Esta semana el equipo de Administración tuvo la oportunidad de compartir junto a algunos de nuestros Directores, de un rico asado en dependencias del EIM. No solo contamos algunas anécdotas, sino que se generó un ambiente relajado, simple y, sin duda, muy valioso para quienes estuvimos ahí. Por supuesto, la comida se llevó un premio. Todo rico, como para repetirlo más adelante. Por todo ello, gracias…

VARIEDADES



 
ACTIVIDADES & EVENTOS

ENERO
Sábado 6 Matrimonio Arie Saul y Tamara Floras
Domingo 7 19:00 hrs. Encuentro Musical Solidario -Un Techo para una Amiga-
Miércoles 31 Tu Bishvat

Feliz Cumpleaños / יום הולדת שמח



Comunidad Israelita Sefaradí sueltamos a ti un kumpleanyos alegre.
Munchos anyos buenos, salud i vidas largas, asta sien i vente!!"

Cumpleaños sábado 30 de Diciembre a jueves 4 de Enero

30
Alejandra Abeliuk Acuña
Simon M. Muldman Navon


31
Samuel Heinrich Telias
Salvador Najum Suncino


1
Benjamín Telias Simunovio

2
Isaac Nissim Navarro Zimerman
Carlos Singer Gonzalez
Amanda A. Telias Simunovio
Mery Valenzuela Diaz

3
Ricardo Bitran Alaluf
Juan Castillo Nuñez
Tamara Levy Dor

4
Adela Farachi Camhi
Michelle Nissin Tchimino
Alberto Tedias Araya

 

 

LIBRO DE LA SEMANA por Joyce Abeliuk

 

Título: Prefiero Chile
Autor: Hernán Rodríguez Fisse
Género: Biografía
Editorial: Ediciones El Mercurio, Santiago, 2017

Hernán Rodríguez Fisse, de familia sefaradí proveniente de Turquía, es administrador público y periodista. Trabajó en empresas privadas y públicas, fue académico del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile y de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago. Actualmente dicta la Cátedra “Negociación y Manejo de conflictos” en la Universidad Técnica Federico Santa María.

Con la investigación “Que opinan de Chile los extranjeros” ganó el segundo lugar del concurso convocado con motivo de los cincuenta años del Colegio de Periodistas, patrocinado por la Cámara de Diputados. Su más reciente investigación titulada “Relaciones de Chile con Turquía del pragmatismo a socios comerciales” fue publicada por la Universidad Bahcsechir de Estambul. También creó en 1996 la Revista Zejel de arte, ciencia y literatura, de la cual es su director. Su primera obra literaria Prefiero Chile fue galardonada con el primer premio del Concurso de El Mercurio 2016 y versa sobre la biografía de Jacques Rodríguez, tío del autor, con quien tuvo una gran cercanía lo que le permitiió conocer a cabalidad su vida , así como sus ricas experiencias como inmigrante en nuestro país.

El joven Jacques, con sólo diecisiete años, abandonó Tuquía y su familia con la idea de irse a vivir a Francia , ya que tenía allí a una hermana casada. Lo impulsó a abandonar Turquía su carácter aventurero y emprendedor y la gran confiaza que tenía en si mismo. Sin embargo, un fortuito encuentro en París con el escritor Benjamín Subercaseaux ,quien había comenzado a escribir Chile una loca geografía, lo convenció de que nuestro país era un lugar de extraordinaria belleza y muy grato para asentarse, de tal manera que el apuesto y elegante Jacques, poseedor del arte de la conversación, de personalidad cálida, con gran capacidad de aprendizaje, arribó a Valparaíso a bordo del Reina del Mar en 1931 y se instaló en nuestro principal puerto. Más tarde vivirá en Santiago , luego en Osorno para volver a Santiago donde finalmente forma una familia después de haber tenido varias novias, ya que se había propuesto no contraer matrimonio antes de los treinta años.

Si bien echar raíces sea quizás la necesidad más importante del alma humana, Jacques nunca experimentó el desarraigo propio de los inmigrantes. A pesar de extrañar a sus seres queridos que permanecían en Estambul pudo adaptarse de maravillas en Chile, no obstante tratarse de un país lejano y desconocido, con una cultura totalmente diferente a la propia. Contribuyeron a este resultado, tanto en el plano social como en el laboral, su conocimiento del idioma ladino ,su inteligencia, sus grandes dotes de vendedor, su carácter gentil y su sincero interés por los demás. Muy pronto se ganó el respeto de quienes lo rodeaban , pues veían en él a un joven amable, cálido y de sólidos principios éticos.

Facilmente logra relacionarse tanto con ciudadanos chilenos como con extranjeros residentes , hacerse de muy buenos amigos y mejorar cada vez más su posición laboral.

Hernán Rodríguez Fisse le da vida y veracidad al protagonista y al resto de los personajes y consigue que el lector se sienta cercano a Jacques. Con la habilidad que le proporciona su profesión de periodista, lleva a cabo un enorme y valioso trabajo de recopilación. Incluye gran acopio de datos, que informan e ilustran acerca de lugares, paisajes y acontecimientos históricos de la época , lo cual contribuye sobremanera a incrementar el valor de esta biografía y la hace recomendable, no sólo para los inmigrantes, sino también para nuestros compatriotas y para cualquier persona que quiera saber del Chile de esos tiempos.

A todo lo anterior hay que agregar que el libro contiene aspectos relevantes de su país de origen y del exótico Estambul, así como de la vida y costumbres de los sefaraditas que vivian allí desde la expulsión de los judíos de España.

En definitiva, se trata de una obra literaria amena, de fácil y rápida lectura, gracias a la pluma ágil de su autor quien, además, utiliza un lenguaje depurado y directo, con gran economía de palabras, sin abusar de adjetivos, todo lo cual contribuye a que el texto sea recomendable para diversos tipos de lectores.

El libro se encuentra agotado en librerías y sólo se puede adquirir a través Amazon ebook.

Hernán Rodriguez ha anunciado la pronta publicación de dos libros más en los que continúa la saga de la familia Rodríguez, los cuales sin lugar a dudas nos deleitarán tanto como Prefiero Chile.

 

DE ABUELAS Y FRANKENSTEIN. por Leonardo Navarro A.

 

La semana pasada la nostalgia me impulsó a un viaje hacia los juguetes y los juegos de mi infancia. En ese viaje me acordé de un personaje fundamental de esos días y, abusando de vuestra paciencia, quisiera dedicarle este comentario.

Me acuerdo de ella, de la abuela Susana, de su sabia presencia en nuestro hogar, siempre entre Jesed (bondad, amor) y Gevurá (fuerza, rigor).

Me acuerdo de cuando aún vivía en un cité en Santiago y viajábamos desde Copiapó a visitarla y la abuela reunía a los niños del vecindario para que saludaran a sus nietos y comieran esas inolvidables marraquetas calentitas rellenas con cebolla recién picada.

Me acuerdo de su lenguaje, que no era el turco de aquel puerto de Esmirna, desde llegó a Chile con sus hijas pequeñas, sino el lenguaje del Quijote, como descubriría después, de ese ladino que era su remembranza de la España perdida (me acuerdo que más tarde mis compañeros de curso se asombrarían de que no tuviera grandes dificultades con el Quijote o el poema del Mio Cid, que arduamente leíamos en sus versiones originales en castellano antiguo y no en breves resúmenes en castellano moderno, extraídos de Internet con comentarios y todo).

Me acuerdo de cuando, en el puerto de Caldera, arrendó a un pescador un bote a remos, para ir a alta mar a enseñarnos a nadar y la disciplina que nos exigió en ese empeño.

Me acuerdo que con ella aprendí sobre mis ancestros, sobre mi pertenencia al pueblo judío, sus normas morales simples pero valiosas, que expresadas en refranes y chistes en ladino, me transportaban a los terrenos de una sabiduría ancestral, sus enseñanzas libertarias y populares, su feminismo contradictorio pero finalmente adelantado para la época.

Me acuerdo de la cocina de la abuela, donde ella preparaba pacientemente todos esos trabajosos platos de la cocina turca-sefaradí: los trabados; los mostachudos; las cocadas; los curavíes; los marunchinos; los bumuelos con arrope; las infinitas preparaciones de berenjena, como las fritadas y los pastelicos de jandracho; los bollicos; las burrequitas; las bamias; los keftedes con salsa agristada; el pescado ajilado; los huevos jaminados, con ese color y esa textura cremosa que les da su cocción durante 12 o más horas con el jamin (ese guiso de cordero para Shabat, con porotos y verduras, horneado a bajas temperaturas durante toda una noche, o más); y por supuesto, el café turco y el rakí.

Pero sobre todo me acuerdo de estar con ella en esa cocina mágica, mientras con infinita paciencia y gran exigencia, me fue enseñando a cocinar, a preparar cada una de esas delicias de mis antepasados.

Me acuerdo muy especialmente de su amor por el cine, vicio en el que me inició muy niño, llevándome cada vez que podía, a las proyecciones en el Cine Atacama de Copiapó (el mismo al que, ya más grande, me colaba por un ventanuco ubicado detrás del telón, para ver las películas “para mayores” (aunque desde esa ubicación las veía al revés y nunca supe si era por eso que no las entendía o si era por ser para “grandes”)

Me acuerdo de la primera película que vi con ella: “El doctor Frankenstein”, ese film de 1931 con Boris Karloff, dirigido por James Whale. Hasta hoy me persigue esa imagen icónica del monstruo. Me acuerdo del regreso temeroso a casa, caminando por calles en semipenumbra, fuertemente cogido de la mano de la abuela. Pero de lo que más me acuerdo es de su pregunta: “More ¿qué crees? ¿el monstruo era malo o lo volvieron malo al no aceptarlo?, hay que saber ver y no simplemente mirar ¿tú qué opinas?” Esa pregunta planteada por mi abuela analfabeta me hizo ver la película de una manera muy diferente y me marcó para siempre: el cine (y luego la literatura) no eran simplemente entretención, nos decían algo más profundo que había que descubrir, una enseñanza para la vida. A partir de Frankenstein la conversación con la abuela sobre cada película vista, se transformó en un rito enriquecedor.

Permítanme terminar con una breve reflexión para el hoy, una época en que los jóvenes están expuestos diariamente a un gigantesco bombardeo de imágenes en todas y desde todas partes, lo que hace que esa experiencia cinéfila con mi abuela analfabeta cobre una urgente actualidad: cada vez más es necesario que el lenguaje audiovisual, en especial el cine, de manera lúdica, interactiva, multidisciplinaria y utilizando los códigos audiovisuales que los jóvenes manejan cotidianamente, sea una herramienta para ampliar la visión de mundo y no para robotizar la sociedad, para abrir una ventana al mundo y enfrentarnos a un espejo de nosotros mismos, siempre desde la perspectiva de nuestros valores judíos.

Aprendamos de mi abuela analfabeta: démonos un tiempo para conversar con nuestros nietos sobre las películas que ven. Recordemos que como dice el dicho popular: “La cuestión no es si usted tiene hijos judíos, la cuestión es si usted tiene nietos judíos”. Sigamos el ejemplo de ese abuelo que bendijo primeramente a Efraim y Menashe.

 

CUENTO DE LA SEMANA

 

 

ENCENDIDO DE LA ULTIMA VELA DE JANUCA EN LA PLAZA JERUSALEM

 

 

PRÓXIMO EVENTO

 

 
RECORDACIONES COMUNIDAD ISRAELITA SEFARADÍ
Este Viernes 29 y Sábado 30 de Diciembre de 2017: 12 al 18 Tevet
dedicaremos el Kadish de duelo, a la bendita memoria de las siguientes personas Z”L
HOMBRES

Abraham Alberto Dvash Crespi (Z.L.)
Abraham Ruben Klerman Vera (Z.L.)
Alberto Yesurun (Z.L.)
Alejandro Levy Misraji (Z.L.)
Bernardo Nudman Guendelman (Z.L.)
Boris Portnoy P. (Z.L.)
David Jana Levy (Z.L.)
Isaac Alfredo Arueste Albala (Z.L.)
Isaac Pesso Farachi (Z.L.)
Leonardo José Batikoff Leibovici (Z.L.)
Mahir Hasson Kalderon (Z.L.)
Nissim Ades (Z.L.)
Roberto Pagani Lady (Z.L.)
Salomon Ergas Navón (Z.L.)
Sidney Paul Sherling Jeffy (Z.L.)
Sprince Morgenstern Buckbinko (Z.L.)

  MUJERES

Aida Isabel Heller Cohen (Z.L.)
Amelia Leiva de Cañas (Z.L.)
Berta Gewerc Rosenberg (Z.L.)
Erika Ruth Gabai Weil (Z.L.)
Luisa Cazes Sadi de Jaches (Z.L.)
Matilde Geni de Cohen (Z.L.)
Raquel Albala Albala de Uziel (Z.L.)
Rebeca Schenker Ghilvatti de Arinovichi (Z.L.)
Rina Levi V. de Narvaez (Z.L.)
Vida Crispin de Couriel (Z.L.)

Descansen sus almas en Gan Eden .ת.נ.צ.ב.ה
 
El próximo Viernes 5 y Sábado 6 de Enero de 2018: 19 Tevet al 25 Tevet
dedicaremos el Kadish de duelo, a la bendita memoria de las siguientes personas Z”L
HOMBRES

Andor Paris Jacobi (Z.L.)
Clement Joseph Djimino Benrubi (Z.L.)
Isaac Arueste Budnik (Z.L.)
Jacobo Shalom Levy Levy (Z.L.)
José Navarro Avayú (Z.L.)
José Testa Bissorda (Z.L.)
León Hasson Sarfati (Z.L.)
Marcos Abaud Calomitty (Z.L.)
Marcos Alvo Hassan (Z.L.)
Miguelito Budnik G. (Z.L.)
Moses Levy Levy (Z.L.)
Nahman Betsalel Levy (Z.L.)
Norberto Vogel Jakob (Z.L.)
Simón Assael L. (Z.L.)

  MUJERES

Agustina Slech de Rosen (Z.L.)
Catalina Cohen Najum de Betsalel (Z.L.)
Ida Feldman Reitich de Mataraso (Z.L.)
Jenny Weil Rosenberger de Gabai (Z.L.)
Julia Estrugo de Sabah (Z.L.)
Luisa Zuñiga Sanhueza de Perez (Z.L.)
Nelly Rebeca Abodovsky Guiser (Z.L.)
Regina Burlas Cohen de Alaluf (Z.L.)
Regina Luisa Chame Israel (Z.L.)
Rosa Najum Levi (Z.L.)
Rosa Weismann Guler de Albala (Z.L.)

Descansen sus almas en Gan Eden .ת.נ.צ.ב.ה

LEILUI NISHMAT

Para honrar la memoria de un ser querido se acostumbra hacer tzedaká a los más necesitados u ofrecer un kidush comunitario, en Kabalat Shabat o en Shajarit de Shabat.
Si estás interesado en hacerlo o deseas informarte al respecto, por favor contáctate al tel 222 020 330 anexo 200/300 o socios@sefaradies.cl

CIS Comunidad Israelita Sefaradí, Av. Las Condes 8361 222 02 03 30 socios@sefaradies.cl

Si sabes de alguien que no está recibiendo el jadashot envíanos sus datos a socios@sefaradies.cl
 
 
 
 
Campaña de actualización de datos de socios y amigos
de la Comunidad Sefaradí.



Esta información será utilizada sólo en la base de datos de nuestra Comunidad para así estar presentes en los momentos más importantes de tu vida y darte una mejor calidad de servicio a ti y a tus seres queridos. Envíanos la información a:

socios@sefaradies.cl


Actualiza tus datos on-line

>>>AQUÍ
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player