Parashá Matot-Masei / פרשת מטות מסעי por Rabino Efraim Rosenzweig

Este shabat leemos la parshiot Matot y Masei, finalizando de esta manera la lectura del cuarto libro del Pentateuco, el libro de Bamidbar.

Diversos son los temas que se abordan a lo largo de los dos textos, y diversos son los tópicos que allí se abordan.

En el comienzo de la lectura, la Tora nos habla de lo relativo a las promesas y votos que hubiera realizado una mujer, ya sea menor de edad o casada. Este tema adquirió una cierta importancia y se hizo bastante intrincado y complejo, lo que llevo a que se componga un extenso tratado del Talmud llamado Nedarim (promesas),que trata acerca de las disposiciones halájicas, relacionadas a los votos y promesas expresados verbalmente.

Porque tanta trascendencia respecto de algo expresado oralmente?

En el mundo moderno, en nuestra sociedad, lo que no está escrito, firmado y sellado no tiene valor, por lo menos legal. Por algo aquella expresión tan popular “...a las palabras se las lleva el viento”, dando a entender lo frágil de algo que no quedo por escrito.

Los contratos sellados, timbrados y firmados ante notarios, con la participación de abogados y especialistas en derecho constituyen la garantía de legalidad y cumplimiento. A menudo se hace hincapié en tener cuidado de la letra chica que nos puede sorprender de manera ingrata.

No era así en el mundo oriental, en donde lo prometido tenía una importancia especial, a tal punto que el acuerdo verbal o un apretón de manos sellaba todo acuerdo y revestía el carácter de compromiso firme.

En el mundo antiguo, en especial en el mundo bíblico, la palabra tenía un valor central, de tal importancia, que su transgresión significaba un quebrantamiento de la confianza y un grave pecado. Votos o promesas expresados verbalmente debían cumplirse.

Aun hoy en día, como resabio de esa importancia, encontramos una expresión muy común entre ciertas personas, especialmente en el mundo observante, quienes al decir algo de manera oral, que podría interpretarse como una promesa, inmediatamente agregan la expresión en hebreo “bli neder” (sin promesa), dando a entender que lo que acaban de decir no debe suponerse como una promesa desde el punto de vista de la ley judía, promesa que si no se cumple tiene suma gravedad.

No por casualidad el día más importante del calendario judío, Iom Kipur, comienza con la oracion “Kol Nidrei”( todas las promesas), que es una anulación de votos y promesas que no podremos cumplir.

Volvamos a honrar la palabra, que ha sido lo que nos ha enaltecido como pueblo a lo largo de nuestra historia.

Shabat shalom!!!


Carta de Comunidades Masortim





VARIEDADES


Reserva tu asiento para Iamim Noraim, junto a la familia y cerca de los amigos.


ACTIVIDADES & EVENTOS

Julio
Sábado 29 Compromiso de Matrimonio Graciela Ergas Letelier y Daniel Rossi R.

Agosto
Sábado 5 Minja Bar Mitzva Gabriel Sidi
Sábado 19 Shajarit Bar Mitzva Hans Hartmann

Septiembre
Miércoles 20 Erev Rosh Hashana
Jueves 21 y Viernes 22 Rosh Hashana
Viernes 29 y Sábado 30 Iom Kipur

Octubre
Martes 31 Presentación Kotaro Fukuma

CUENTO DE LA SEMANA

CULTURA
La expulsión de los judíos por los Reyes Católicos no habría perjudicado a España por Joyce Abeliuk

La conversión forzosa de los judíos en 1492 supuso una tragedia humana para miles de españoles de este credo que se vieron obligados a huir de su país. No obstante, el paso de los siglos llevó a deformar un acontecimiento que otros países habían realizado anteriormente con mayor brutalidad, como demuestra que la mayoría de los afectados por el edicto de Granada fueran descendientes de los expulsados siglos antes en Francia e Inglaterra. Y esa misma Europa antisemita que había celebrado en su momento la decisión de los monarcas españoles –la Universidad de la Sorbona de París transmitió a los Reyes Católicos sus felicitaciones por «aquel símbolo de modernidad»–, fue la que en el siglo XIX dio una versión exagerada y embustera donde los españoles aparecieron como unos fanáticos que se condenaron para siempre a la decadencia por razones religiosas.

A decir verdad, la historiografía del siglo XIX mostró dos visiones en apariencia contradictorias sobre la Expulsión de los judíos de 1492. Como explica María Elvira Roca Barea en «Imperiofobia y leyenda negra» (Siruela, 2017), en los siglos XIX y XX el antisemitismo en la leyenda negra española «se expresó en dos vertientes, una nueva y otra vieja». La vieja era archiconocida desde los tiempos de la presencia española en Nápoles, Milán y Sicilia, donde los italianos, y posteriormente las otras naciones europeas, habían calificado a los hispánicos como «marranos» por los muchos siglos en los que cristianos, musulmanes y judíos habían convivido en la Península. Para Lutero, Voltaire y otros pensadores nadie había más semita en Europa que los españoles por haber mezclado su sangre. De ahí su decadencia, argumentaban.

Las corrientes de racismo científico surgidas en el siglo XIX, donde los anglosajones ocupaban la cima de las razas, retomaron esta idea de que los españoles eran una raza irremediablemente inferior y degenerada por la contaminación semita. El mestizaje explicaba, en su opinión, la decadencia del Imperio español que en el siglo citado vivió su periodo más declinante.

La ruina económica ¿en 1492?
Por otra lado, una nueva vertiente de esta leyenda negra emanó directamente del liberalismo. Según esta visión, fue la intolerancia de los españoles para con los judíos el origen de todos sus males y su ruina económica. Una teoría que empezó a parecer en la década de los años 30 del siglo XIX muy vinculados a los movimientos de emancipación de católicos y judíos en Gran Bretaña, entre ellos defendidos por William H. Prescott y Washington Irving. No en vano, esta visión deformada del acontecimiento bebía de la llamada Ilustración judía (la Haskalá), que defendía la integración de los judíos en las sociedades en las que vivían y usó la expulsión de 1492 como la prueba irrefutable de que las salidas forzosas de hebreos podían arruinar las economías de todo un país. Una afirmación que tenía su antecedente directo en la literatura apocalíptica sefardita (la comunidad de los judíos expulsados) que proclamó el fracaso de España tras su salida casi como un castigo divino.

Desde 1492, esta comunidad se mantuvo nostálgica del Sefarad y mitificó su presencia allí. Dentro de su literatura, cualquier contratiempo sufrido por el Imperio español fue interpretado como un castigo por la expulsión y maltrato de los judíos. La muerte de los hijos de Isabel La Católica y el desastre de la Armada Invencible, entre otras desgracias, eran a ojos sefarditas una intervención de Jehová para vengar a su pueblo. La salida de la única gente con talento para las ciencias y el dinero lastró el crecimiento de España y condenó al naciente imperio a su destrucción, según esta visión apocalíptica.

Así y todo, la idea de que España se desinfló a partir de la expulsión parte de la premisa cuestionable de que el tiempo anterior a este acontecimiento fue de un gran esplendor para Castilla y de que los judíos habían contribuido a la grandeza de los reinos hispánicos de forma decisiva. En este sentido, Joseph Pérez desmonta en «Historia de una tragedia: la expulsión de los judíos de España» (Barcelona, Crítica) esta premisa al considerar que «en vista de la documentación publicada sobre fiscalidad y actividades económicas no cabe la menor duda de que los judíos no constituían ya una fuente de riqueza relevante [en Castilla y en Aragón], ni como banqueros ni como arrendatarios de rentas ni como mercaderes que desarrollasen negocios a nivel internacional». Su influencia estaba ya en caída libre cuando el primer imperio global se alzaba.

De tal manera, el Imperio español entró en colapso a finales del siglo XVII (si bien aguantó en pie hasta el siglo XIX) por múltiples cuestiones, entre ellas unos gastos militares inabordables y una fiscalidad disparatada en Castilla, pero no por la expulsión dos siglos antes de una población minoritaria. «Todo lo que sabemos ahora demuestra que la España del siglo XVI no era precisamente una nación económicamente atrasada […]. En términos estrictamente demográficos y económicos, y prescindiendo de los aspectos humanos, la expulsión no supuso para España ningún deterioro sustancial, sino solamente una crisis pasajera, rápidamente superada», concluye Joseph Pérez en el citado libro.

Fuente: Extracto de artículo publicado en Boletín Semanal eSefarad.com, que se tomó del diario El País ( España) de 7 julio 2017 con el título “ Las mentiras que presentaron la expulsión de los judíos de España de 1492 como la ruina del Impario.

TEFILÁ en un día de invierno nevado

Av. Lyon: 30 años de recuerdos y una tefilá por su cierre definitivo



Mi despedida para la Sinagoga de Lyon por Humberto Silva Morelli




Cuando recibí este mail supe que parte mía se estaba yendo, es como cuando se fueron papá, mamá y Esther, mi primera compañera. Sólo iba a quedar una niebla que cuando terminara mi futuro… desaparecería. Esa sinagoga fue parte de un amor que muere. Aunque diferente. Ahora se iba un lugar físico. Ahora se iba una caja de recuerdos. Una casa donde sentí el amor que sus habitantes me dieron cuando yo moría. Una casa que me dio la alegría de ser recibido con amor cuando yo más lo necesitaba. Una casa que consoló mis penas cuando mi alma lloraba. Una casa en si es una cosa física, inmóvil, que no da nada porque son cementos, ladrillos y rocas sin alma… pero que cobijan almas, amores y recuerdos que se van cuando esos cementos, ladrillos y rocas desaparecen y vuelven a ser la tierra, el polvo que los formó.

Vi la enorme nave de la sinagoga desmantelada. Vi el Arón ha-Kodesh sin las torot que le dieron vida.  Vi la bimá sola, abandonada… sin sostener ese rollo llamado Torá, cuya lectura le daba su majestad. Sin el rabino, el jasan y todo el grupo que con sus lecturas y preces, que tiempo atrás, le dieron vida. Vi el atrio y las mesas con el Kidush que hubo cuando terminé mi duelo y vi a Ruth parada, contrita y que quizás temerosa, se acercaba para darme sus condolencias. Y conversamos… Y conversamos… Y conversamos… porque yo no quería dejarla ir. Así… allí conocí a la que sería mi nueva compañera… ¿Cómo puedo olvidar ese atrio donde nuevamente sentí la llegada del amor? ¿Cómo puedo olvidar la alegría que iluminó a Kidush cuando el rabino bendijo al vino? … ¿Al pan? … ¿Cómo puedo olvidar lo que sentí, en ese momento, al creer que mi alma había sido nuevamente bendecida por el amor?

Pasó el tiempo y mi alma seguía siendo bendecida. Y yo siendo agnóstico cambié. Me convertí en un judío más. Era lo menos que podía hacer por mi familia judía, que tanto amor me había y me estaba dando. De agnóstico pasé a ser creyente y supe que el haber sido agnóstico era más un error de comodidad, de falta de compromiso, que una realidad de mi alma… Porque yo, desde que supe leer, aprendí a amar la Torá. Eso no lo entendí cuando mi tío cura me la enseñaba. No lo entendí dentro una juventud rebelde. No me importó en mi vida profesional… Pero lo supe cuando mi alma se desgarró con la pérdida de Esther y lo volví a saber cuándo salí, al terminar mi duelo religioso… y al salir al atrio, después de mis rezos de despedida… vi nuevamente el amor que el cielo me enviaba.

Si quisiera seguir con mis recuerdos de esa roca de mis amores, que fue esa sinagoga podría aburrirlos con tantas alegrías y congojas que yacen en mi subconsciente dormidas pero no olvidadas. Mi conversión y la fiesta de mi conversión organizada por Ruth, mi nueva y gran compañera, con la complicidad activa del rabino Zang y de todos los que transformaron mis penas en alegrías, es otro hito importante en mi vida. La recuerdo como si fuera hoy y no dejo de pensar en ella cuando he pasado frente Lyon 812 y veo detrás de tapada entrada, esas columnas que se elevan a un cielo, que durante años, fue para mí un cielo desconocido, porque nunca creí, que más allá de este terrón físico que es nuestra casa, podría existir un rincón donde mora el amor como el que yo deseaba fuera nuestro destino.

Con estos recuerdos y muchos más, Ruth y yo estuvimos el lunes 17 de julio a las 19:30 horas en Ricardo Lyon 812, para acompañar un recuerdo que partía al más allá, pero que quedaba como nuestro dolor… dolor de Ruth, mío y de muchos más, por su partida. Con el alma rezamos para que ese hogar nos acompañara en nuestro cielo de amor. Rezamos para que el amor que nos dio ese hogar, esté siempre en todos los hogares nuestros. Rezamos para que ese sentido de pertenencia terrenal con nuestro neshamá, que allí tuvimos, lo sigamos teniendo donde se desarrollen nuestras vidas.

Terminados los rezos, vinieron unos minutos de emotivos recuerdos… y Ruth se levantó para agradecer el amor que en esa casa había encontrado cuando conoció y se unió con el alma mía. Ella, con este acto inesperado de amor, terminó de conmoverme, porque me di cuenta, que yo no era el único que lloraba por esa roca que partía.

Para mí no ha sido fácil escribir estas líneas, porque sin ser poesía, esto es lo que hoy ha sentido el alma mía.

ANUARIO 2017 / 5778




Feliz Cumpleaños / יום הולדת שמח



Comunidad Israelita Sefaradí sueltamos a ti un kumpleanyos alegre.
Munchos anyos buenos, salud i vidas largas, asta sien i vente!!"

 

22
Irene Assael Camhi
Eva De Mayo Ergas Vda de Arueste
Gabriel Jorge Orszag Posa
Mario Hasson Camhi

23
Patricia Gloses
Cristian Gurfinkel Alvo

24
Matilde Camhi Levy Vda. de Hasson
Luis Raul Villaman Benavides
Patricia Jacard Ventura
Marcos Alberto Alvo Camhi
Ariel Jose Sawicki Mazza
Nicolás Levi Torres

25
Maria C. Gonzalez Cornejo

26
Alberto Edery Alevy

27
Daniel Ivan Jana Calderon



RECORDACIONES COMUNIDAD ISRAELITA SEFARADÍ
Este Viernes 21 Sábado 22 Julio 2017: 28 Tamuz al 5 Av.
dedicaremos el Kadish de duelo, a la bendita memoria de las siguientes personas Z”L
HOMBRES

Alberto Hazan Malale (Z.L.)
David Leon Abdula (Z.L.)
Elías Sabah Barquis (Z.L.)
Gabriel Colodro Capuya (Z.L.)
Isaac Chernilo Bornovisky (Z.L.)
Isaac Mordoh Vidal (Z.L.)
Jacobo Nahmias Mazza (Z.L.)
Jakob Felsenhardt Grandsztain (Z.L.)
José Araf (Z.L.)
José Modiano (Z.L.)
José Mondaca Maraboli (Z.L.)
José Sami Bitran Bitrán (Z.L.)
Menajem Gateño J (Z.L.)
Mijael Bajar Estrugo (Z.L.)
Moisés Galemiri Sussi (Z.L.)
Moreno Alberto Navarro Chulack (Z.L.)
Nissim Paz Maman (Z.L.)
Salvador Benadretti Cohen (Z.L.)
Samuel Benadava C. (Z.L.)
Simón Hasson Camhi (Z.L.)

  MUJERES

Alma Venus Albala Albala (Z.L.)
Ester Esquenazi Telias (Z.L.)
Estrella Cassorla Levi (Z.L.)
Jeannete de Nissim (Z.L.)
Lea Rosen Wikinski (Z.L.)
Luisa Mizrahi Levi de Ergas (Z.L.)
Raquel Catalina Hitelman Yolin (Z.L.)
Rebeca Chonchol de Chicurel (Z.L.)
Rebeca Samanon de Misrachi (Z.L.)
Rosa Bromblum Setovich de Kohon (Z.L.)
Rosa Magdalena Veit Arditi (Z.L.)
Sara Capuya Perpinan de Colodro (Z.L.)
Sara Mois Albajari de Pessa (Z.L.)
Sarina Navon de Ergas (Z.L.)

Descansen sus almas en Gan Eden .ת.נ.צ.ב.ה
 
El próximo Viernes 28 Sábado 29 Julio 2017: 6 al 12 Av.
dedicaremos el Kadish de duelo, a la bendita memoria de las siguientes personas Z”L
HOMBRES

Alberto Curiel (Z.L.)
Alberto Edery (Z.L.)
Alejandro R. Pessa Bardavid (Z.L.)
Alfredo Yoel (Z.L.)
David Ventura Colodro (Z.L.)
Elias Matsas (Z.L.)
Emil Matsas (Z.L.)
Germán Ducach Grinberg (Z.L.)
Hernán Weismann Fernández (Z.L.)
Isaac Alevi (Z.L.)
Isaac José Chame Levy (Z.L.)
José Abraham (Z.L.)
José Jaimovich Lejtman (Z.L.)
Pedro Labbe Cardenas (Z.L.)
Rafael Alevy (Z.L.)
Salomón José Ergas F. (Z.L.)
Simón Litvak Krasner (Z.L.)
Sumbul Barki (Z.L.)
Víctor Jaimito Nahmias (Z.L.)
Yahiel Alevi (Z.L.)

  MUJERES

Alegre Negrin Cohen (Z.L.)
Amile Alevy Matsas (Z.L.)
Angelita Testa Lerner (Z.L.)
Buliza Jaches Dueñas (Z.L.)
Clara Navarro Caballini de Benveniste (Z.L.)
Dora Sarfati de Edery (Z.L.)
Eftijia Matsas de Alevy (Z.L.)
Elena Kohan Valoska de Telias (Z.L.)
Emily Alevy Pérez (Z.L.)
Esther Galemiri Susi de Cohon (Z.L.)
Flora Telias Nachajon (Z.L.)
Guitel Zub Barniansky (Z.L.)
Julia Cori Yessouroun de Albagli (Z.L.)
Karen Edery Alevy (Z.L.)
Luna Nahum de Curiel (Z.L.)
Manuela (Lita) Gomberoff Najles (Z.L.)
Mery Cavallini Veverino de Navarro (Z.L.)
Perla Cohen (Z.L.)
Raquel Bitran Palombo (Z.L.)
Rebeca Alharal Sardas de Levy (Z.L.)
Rebeca Sabah de Telias (Z.L.)
Regina Camhi Avayú de Hazan (Z.L.)
Regina Levy de Arueste (Z.L.)
Regine Alevi Matsas de Alevi (Z.L.)
Renee Matsas de Capuano (Z.L.)
Sara Levy Levy de De Mayo (Z.L.)
Sonia Zilberman de Cosoi (Z.L.)
Susana de Alevi (Z.L.)
Victoria Tarica de Sabah (Z.L.)

Descansen sus almas en Gan Eden .ת.נ.צ.ב.ה
LEILUI NISHMAT
Para honrar la memoria de un ser querido se acostumbra hacer tzedaká a los más necesitados u ofrecer un kidush comunitario, en Kabalat Shabat o en Shajarit de Shabat.
Si estás interesado en hacerlo o deseas informarte al respecto, por favor contáctate al tel 222 020 330 anexo 200/300 o socios@sefaradies.cl

CIS Comunidad Israelita Sefaradí, Av. Las Condes 8361 222 02 03 30 socios@sefaradies.cl

Si sabes de alguien que no está recibiendo el jadashot envíanos sus datos a socios@sefaradies.cl
 
 
 
 
Campaña de actualización de datos de socios y amigos
de la Comunidad Sefaradí.



Esta información será utilizada sólo en la base de datos de nuestra Comunidad para así estar presentes en los momentos más importantes de tu vida y darte una mejor calidad de servicio a ti y a tus seres queridos. Envíanos la información a:

socios@sefaradies.cl


Actualiza tus datos on-line

>>>AQUÍ
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player