Kabalat Shabat: 19:30 hrs.
Shajarit: 9:00 hrs.

Encendido Velas: 20:35 hrs.
Shabat concluye: 21:37 hrs.
Tefilin: Lunes y Jueves 8:30 hrs.


22 20 20 330
  Nº 594 Año 12 - Viernes 23 / Diciembre / 2016 - 23 / Kislev / 5777
 
¡FALTA POCO!

Parashá Va Yeshev / פרשת ןישב por Rab Dani

En medio de la historia de Iosef, que comienza en nuestra parashá y se proyecta a lo largo de las próximas semanas, la historia de Tamar y Iehudá - una de mis favoritas – aparece como una hoja suelta, colocada a las apuradas en medio del relato.
Iosef es vendido como esclavo por sus hermanos (no queda muy claro si a los medianitas o a los ismaelitas), y es adquirido por un destacado funcionario de la corte egipcia. Antes de avanzar con las imágenes de Iosef en su nueva situación, la Torá interrumpe el relato y nos trae la historia de Iehudá y Tamar (Gén. 38).

Er, el primogénito de Iehudá, se casa con Tamar, una mujer cananea, y muere sin dejar herederos. De acuerdo a la ley del levirato, Onán, el segundo hijo de Iehudá la toma por esposa, pero sabiendo que la descendencia no llevaría su nombre sino el de su hermano muerto, “tuvo relaciones con su cuñada mas derramaba a tierra” (38:9), por lo cual nos dice la Torá que también fue castigado por Dios y murió.

Ante la muerte de sus dos hijos, Iehudá decidió no entregarle a Tamar el único hijo que le quedaba, Shelá, y la envió a casa de su familia “hasta que crezca el joven”. Viendo que el tiempo pasaba, Tamar se disfrazó de prostituta, tuvo relaciones con su suegro Iehudá (sin que este supiera que era su nuera), y quedó encinta. De esa unión incestuosa (de la cual Iehudá ya se había enterado), nacieron los mellizos Peretz y Zeraj

Si bien a primera vista nos disgusta la actitud de Tamar, una lectura más profunda nos enseña que ésta fue fruto de su deseo de justicia y su disposición de resolver su situación para que se cumpla la ley del levirato, que su suegro no tenía interés en observar. El propio Iehudá reconoce la equidad del proceder de Tamar y, al saber que era él el responsable de su embarazo, dice: “Ella tiene más razón que yo, porque la verdad es que no la he dado por mujer a mi hijo Shelá” (38:26). El nacimiento de los mellizos, uno de los cuales será el antepasado del rey David, pareciera brindar un final feliz a la historia.

Uno de los elementos más apasionantes de este relato es la variedad de asociaciones que surgen con otros textos bíblicos, entre los cuales podemos mencionar:
• La hija de David (que es descendiente de Iehudá) que fue violada por su medio hermano Amnón (II Samuel 13), en otra historia de fuerte contenido sexual, también se llamaba Tamar.

• La cinta púrpura (38:28) que le atan a la mano asomada de Zeraj (que después nace segundo), nos recuerda la cinta del mismo color que la prostituta Rajav debía atar en la ventana de su casa en Jericó, para recordarle a los hombres de Josué la promesa de no agresión contra ella. (Por cierto, de acuerdo a Graves y Patai, en “Los Mitos Hebreos”, la cinta púrpura era la marca de la prostitución. )

• El nacimiento de mellizos nos remite a Iaakov y Esav. La disputa por la primogenitura también aparece aquí: la mano de Zeraj pretende indicar su derecho a ser considerado mayor, aunque nació segundo.

Sin embargo, no cabe duda de que el relato bíblico más fuertemente emparentado con el de Tamar, es la conocida historia de Rut. Esto se manifiesta al final de este último en forma explícita, con el vínculo familiar entre Boaz y Peretz (Rut 4:18-21) y por las palabras de bendición que recibe Boaz, después de redimir a Rut: “Sea tu casa como la casa de Peretz, el que Tamar dio a Iehudá” (Rut 4:12).

Tras esa conexión evidente, a la que podemos sumar la referencia a la ley del levirato (Deut. 25:5-10) que aparece con variantes en ambas historias, está claro que existe una asociación poderosa entre Rut y Tamar. Ambas mujeres tienen orígenes no judíos, quedan viudas y sin hijos, son activas en buscar una solución justa a su situación, y ésta llega por canales alternos a la opción natural, para finalmente brindarles descendientes que forman parte de la genealogía del rey David. Efectivamente, ambas mujeres, a pesar de todas las adversidades y contra todas las probabilidades, forman parte del linaje real.

Aquí yace la fuerza de ambos relatos. Destinadas a ser “enemigas” de Israel (una cananea y la otra moabita), destinadas a ser víctimas de la injusticia de una sociedad machista, destinadas a terminar sus vidas olvidadas y sin hijos, Tamar y Rut se convierten en protagonistas de sus propias vidas, y son capaces de torcer aquel destino para construir uno diferente. De esta forma, se hicieron merecedoras no solo de ser parte de nuestro pueblo, sino también de engendrar en sus vientres el embrión de la casa real y, más trascendental aún, la semilla de la esperanza mesiánica.

ACTIVIDADES & EVENTOS

Diciembre
Domingo 25 al Sábado 31 Janucá
Martes 27 Janucá Intercomunitario - Concierto Orfeón Nacional de Carabineros

Enero
Sábado 7 Matrimonio Leonardo Rosenmann - Ester Sardi

Marzo
Sábado 4 Matrimonio Ricardo Fainberg- Claudia Alarcón
Domingo 5 Matrimonio Michelle Hites - Katsz
Sábado 11 Shajarit Bar Mitzva Dámaso M. Alvarado Carvallo
Sábado 11 Purim
Sábado 18 Shajarit Bar Mitzva David Zang

Abril
Sábado 1 Shajarit Bar Mitzva Martin Benado

LOS MISTERIOS DE LA HABANA por Leonardo Navarro Alaluf

Un comentario introductorio (que les aseguro no es publicidad pagada): Netflix es hoy por hoy una forma muy atractiva de ver televisión, pues nos permite acercarnos a películas y series en su versión original y sin apestosos cortes publicitarios, además de poder fijar nuestro propio ritmo de visionado. Un recorrido por su oferta actual nos ofrece, entre las basuras propias del medio, no pocas obras de interés y un grupo significativo de creaciones de países ausentes de la programación habitual del cable. Dicho esto, vamos a la serie “Cuatro estaciones en La Habana”, que adapta, en cuatro películas independientes, la famosa tetralogía policial del escritor cubano Leonardo Padura, protagonizada por el Inspector Mario Conde.

Se trata de una coproducción cubano-española muy bien realizada dentro de los cánones del “cine negro” (o policial social), con una destacada actuación del actor cubano Jorge Perugorría (a quienes vimos en la notable “Fresa y chocolate”) y una fotografía que capta en toda su belleza histórica, nostálgica, contradictoria, decadente, a la ciudad de La Habana, de algún modo una protagonista ineludible del film. Hay que destacar especialmente el guión (escrito por el propio Padura y su esposa Lucía López Coll), que logra trasladar eficazmente las novelas al lenguaje audiovisual, con unos diálogos siempre cubanísimos y un ágil desarrollo del misterio policial.

Las cuatro historias se desarrollan en 1989, un punto de inflexión del proceso cubano: tras una década de bonanza económica, se entra en un periodo de profunda crisis . En ese marco, surge la pérdida de la esperanza en los avances futuros de la revolución y con ello, emergen los problemas y lados oscuros de la sociedad, mar de fondo de cada uno de los casos que le toca resolver al Inspector Conde.

Es un mundo signado por el conformismo, la incertidumbre y el desencanto que provocan los hechos ocurridos en ese 1989: el caso Ochoa, en Cuba, y en la arena internacional, la caída del muro de Berlín y el derrumbe del “campo socialista”, un triste escepticismo que se irá agudizando al irse conociendo los casos de tráfico de influencias, la corrupción de los dirigentes (especialmente los mandos medios) y la doble moral imperante (cualquier semejanza con la situación actual en nuestro país es de responsabilidad de la porfiada realidad).

Mario Conde, un personaje diseñado magistralmente, representa fielmente a esa generación del cansancio histórico, generación heroica que luchó sin concesiones por ese mundo mejor que ofrecía la revolución, pero que ahora ve derrumbarse sus anhelos, sin abandonarlos, pero sin encontrar un camino propio para avanzar. Personajes que pertenecen a un estado de pensamiento, a una formación cultural y sentimental, a una memoria a la cual se aferran y a la que no quieren renunciar. A diferencia de los que huyen a Miami (para terminar votando por Trump), ellos permanecen, pese a todo, en la Isla a la que pertenecen, siguen siendo, a pesar del desencanto, cubanos defensores de la tradición cultural e histórica que constituye su espacio de memoria viva.
El Inspector Conde pertenece a ese grupo (al igual que Padura, su creador). Es un policía culto, inteligente, desencantado, mordaz, irreverente, bebedor, amante de la literatura y las mujeres, nostálgico, “gozador”, que no sabe mucho de investigación policial, pero tiene brillantes intuiciones. Es una “buena persona”, a pes ar de sus defectos, que también los tiene. Pero el valor más importante para el escritor Padura, y por tanto para su creatura es, sin dudas, la honestidad con uno mismo y con los demás.

No podemos dejar de mencionar otro importante rasgo de Mario Conde: su fidelidad a los amigos de adolescencia y juventud, en las buenas y en las malas. Su círculo de amigos nos permitirá ir conociendo, con sus coincidencias y matices diferenciadores, aquella parte no corrupta de esa generación, esos queribles y cubanísimos personajes.

En cada una de las narraciones de estas cuatro estaciones, el Inspector Conde irá descubriendo un país desconocido de ilegalidades, drogas, arribismo, homofobia, crimen, extorsión y estafa (¿le suena conocido?), esperando ese ciclón otoñal que, simbólicamente, arrasará con todas las lacras (lo que obviamente no ocurrirá, al menos en el corto plazo, como se ve en novelas posteriores a esta tetralogía).
Se nos acaba el espacio y poco hemos dicho del creador de todo este mundo literario y cinematográfico: Leonardo Padura. Ya hablaremos de él. Por ahora no se pierdan estas entretenidas películas en Netflix.

Continuará...


EVENTOS DE LA SEMANA






PRESIDENTA BACHELET ENCABEZÓ CEREMONIA DE JANUCÁ EN LA MONEDA


Feliz Cumpleaños / יום הולדת שמח


Comunidad Israelita Sefaradí sueltamos a ti un kumpleanyos alegre.
Munchos anyos buenos, salud i vidas largas, asta sien i vente!!"

 

 

24
Perla Hasson Sarfatis
Alberto Sabah Telias
Tamar Drobny Abaud
Claudia Bitran de Las Heras

25
Alegra Sarfaty
Anita Vogel Behar
Jaime Lopez Lisboa
Matias Knapp Kellet

 

26
Raquel Feldman Silberman
Moises Hasson Camhi
Galith Navarro Bello
Jonathan Samuel Fuchs Nissim

27
Eliana Israel Jacard
Marcelo Andrés Reyes Gonzalez


RECORDACIONES COMUNIDAD ISRAELITA SEFARADÍ
Este Viernes 23 y Sábado 24 de Diciembre: 24 Kislev al 1ro de Tevet
dedicaremos el Kadish de duelo, a la bendita memoria de las siguientes personas Z”L
HOMBRES

Alberto Bensussan (Z”L)
Alberto Telias Isjaqui (Z”L)
Angel Guiloff Zimmermann (Z”L)
David Levy Camhi (Z”L)
Elias Worstman Cantarovich (Z”L)
Jorge Nissen Testa Arueste (Z”L)
Julio Aaron Pimstein Lamas (Z”L)
Mario Telias Jaches (Z”L)
Samuel Farji Benevet (Z”L)
Samuel Sadia Sinay (Z”L)
Walter Brenner Deutschberger (Z”L)

  MUJERES

Adela Hassan Eliode de Alvo (Z”L)
Adela Osorio Verdejo de Labi (Z”L)
Ana Steiner Bienestok de Yagoda (Z”L)
Aurelia Pasmentier de Adlersberg (Z”L)
Clara Goldszweig Ladier Vda.de Bakal (Z”L)
Diamante Salom de Daniels (Z”L)
Emma Galvani A.de Nachari (Z”L)
Ester Cassorla Cassorla de Pérez (Z”L)
Luisa Alvo Abuaf de Hazan (Z”L)
Matilde Benadretti Cohen (Z”L)
Mery de Abaud (Z”L)
Miriam Abuaf de Ventura (Z”L)
Rebeca Dueñas Geni de Cazes (Z”L)
Rita de Algaze (Z”L)
Sarita Salmona (Z”L)
Selma Alaluf Capeluto de Bemaor (Z”L)
Sofía Camhi Camhi (Z”L)
Vida Victoria Assael Nahmías (Z”L)


Descansen sus almas en Gan Eden .ת.נ.צ.ב.ה
 
El próximo Viernes 30 y Sábado 31 de Diciembre: 2 al 8 Tevet
dedicaremos el Kadish de duelo, a la bendita memoria de las siguientes personas Z”L
HOMBRES

Alberto Altalef Navarro (Z”L)
Isaac Alaluf Dueñas (Z”L)
Jacobo Pérez Cobo (Z”L)
José Mordoh Mordoh (Z”L)
Luis Lawner (Z”L)
Moisés Benquis Camhi (Z”L)
Moris Israel Levy (Z”L)
Rafael Assael Levy (Z”L)
Salomón Pezoa M. (Z”L)
Samy Morgues Samuel (Z”L)
Yomtov Saban Behar (Z”L)

  MUJERES

Carmela Navarro de Navarro (Z”L)
Debora Stieglitz de Felsenstein (Z”L)
Emilia de Sanvilevich (Z”L)
Gloria Silke Gotfrit Luquer (Z”L)
Julia Cohen Cohen de Benadretti (Z”L)
María Mercedes Lobos Lassanello (Z”L)
Matilde Burgano Telias de Saracostti (Z”L)
Matilde Susi Geni de Morguez (Z”L)
Miriam Esquenazi Telias (Z”L)
Regina Hasard Della (Z”L)
Zafira Telias Angel de Tevah (Z”L)


 

Descansen sus almas en Gan Eden .ת.נ.צ.ב.ה
LEILUI NISHMAT
Para honrar la memoria de un ser querido se acostumbra hacer tzedaká a los más necesitados u ofrecer un kidush comunitario, en Kabalat Shabat o en Shajarit de Shabat.
Si estás interesado en hacerlo o deseas informarte al respecto, por favor contáctate al tel 222 020 330 anexo 200/300 o contacto@sefaradies.cl
CIS Comunidad Israelita Sefaradí, Av. Las Condes 8361 222 02 03 30 contacto@sefaradies.cl

 

>>> ampliar imagen
 
Campaña de actualización de datos de socios y amigos
de la Comunidad Sefaradí.



Esta información será utilizada sólo en la base de datos de nuestra Comunidad para así estar presentes en los momentos más importantes de tu vida y darte una mejor calidad de servicio a ti y a tus seres queridos. Envíanos la información a:

contacto@sefaradies.cl


Actualiza tus datos on-line

>>>AQUÍ
 
 

Si sabes de alguien que no está recibiendo el jadashot envíanos sus datos a contacto@sefaradies.cl
 
Jevra Kadisha